domingo, 15 de mayo de 2011

Viva San Isidro y pollo en salsa

Antes que nada, quería felicitar a todos los Madrileños, por ser hoy el día de San Isidro Labrador, patrón de Madrid, yo como madrileña que soy, no puedo evitar tener un poco de envidia y nostalgia de no poder estar allí, celebrando las fiestas del patrón. Como sabéis por la cabecera de mi blog, soy madrileña, pero hace mucho tiempo que vivo fuera de Madrid, concretamente en Andalucia. Espero que los andaluces me entiendan, pero a Madrid lo llevo en mi corazón y no lo cambiaría por nada del mundo..... Ainnnnnnssssss, nostálgica que se pone una oye...... recuerdo cuando era pequeña, y salíamos de paseo a la verbena, nunca me vestí de chulapa pues era muy vergonzosa, pero me encantaba ver los farolillos en las calles, y comer los barquillos, mientras mis padres se comían las típicas berengenas en vinagre, ay, que recuerdos.......

bueno, que me entra nostalgia, ñoña que es una....
pero eso si,  mañana os subo unas rosquillas típicas de san Isidro, las famosas rosquillas listas y tontas.

Hoy os traigo un pollito en salsa que esta para chuparse los dedos de rico.

vamos al lío?
para este pollo necesitaremos: 4 traseros de pollo (muslo y contramuslo) yo troceado
harina
1/2 cebolleta
1/2 pimiento rojo
 1/2 pimiento verde
1 tomate maduro
hojas de laurel
1 vaso de vino blanco
aceite
sal
pimienta negra.

Lo primero que haremos sera lavar muy bien el pollo. Lo salpimentaremos y lo rebozaremos en harina con una capa muy fina, (para quitar el exceso de harina lo pondremos en la palma de la mano y con la otra palma lo golpearemos). La harina hará que nos quede una salsita gordita.

Una vez lo tengamos rebozado en la capa fina de harina,  lo doraremos en una sartén con aceite y lo reservaremos en un plato.

Después haremos un sofrito con las verduras, y cuando estén pochadas añadiremos el pollo.

Le echaremos el vaso de vino blanco, y dejaremos que se evapore el alcohol durante 5 minutos. Después le añadiremos unas hojas de laurel, y agua hasta casi cubrirlo. Echaremos una pizca de sal  (al gusto)

y dejar cocer durante unos 45 minutos o hasta que este tierno a fuego moderado. Si vemos que se nos va quedando seco, le añadiremos mas agua, aunque no suele quedarse seco.

Aquí ya listo para llevar a la mesa. Y abajo listo para empezar a comer con una buena barra de pan...... ummmmm que rico!!
espero que os guste.

2 comentarios:

  1. que bueno me vas tener que invitar a comer, besos

    ResponderEliminar
  2. jeje, yo pongo la comida, y tu el postre.
    besos guapa!!

    ResponderEliminar